PARTE 2

El SARS-CoV-2 o COVID-19 y Tu

No hay forma de desconectarnos de la realidad de que el COVID-19 ha sido declarado una pandemia y está afectando la vida de la población mundial ahora y cambiará nuestro futuro, nos guste o no.

Buscando apoyarte, decidí compartir información y consejos que pueden ayudarte a navegar esta «emergencia».

Para facilitar las cosas, he dividido el material en 3 partes. La Parte 1 sobre el impacto en tu día a día, la Parte 2 sobre cómo minimizar dicho impacto y la Parte 3 sobre cómo recuperar la sensación de certeza y prepararse para cuando termine la «emergencia».

Como sabes, solo el tiempo dirá cuándo saldremos de esta situación. Parece que puede durar hasta mediados de abril o más. Ahora es el momento de comenzar a reevaluar lo que has estado haciendo y cambiar las cosas para garantizar la sostenibilidad futura.

Estás en Cuarentena, ¿Y Ahora Qué?

Muchos países han optado por declarar una cuarentena preventiva para sus habitantes. En España, donde vivo, se ha decretado un Estado de Alarma, la mayoría de los negocios están cerrados y solo podemos salir de nuestras casas en casos muy específicos. Otros países han hecho lo mismo, estableciendo un lock down o cierre, por lo que podríamos decir que todos estamos en cuarentena.

Cómo enfrentar la cuarentena

Al vernos obligados a quedarnos en casa, todos estamos enfrentando desafíos a nivel personal y de negocios. Comparto contigo algunos tips para ayudarte a mantener la cordura, y otros más específicos para tu negocio, para ayudarles a tí y a tu negocio a navegar esta «emergencia».

Consejos para mantener la cordura

Después de leer algunos artículos y ver algunos videos sobre cómo mantener la cordura en tiempos de lock down e incertidumbre, me pareció que el artículo de Emily Austen How Small Businesses Can Survive Coronavirus (Cómo pequeñas empresas pueden sobrevivir al coronavirus) y el video Corona Response de Brian Moran, tienen consejos útiles que comparto a continuación con algunos de mi propia inspiración, para ayudarte a reducir el ruido y protegerte a ti mismo y a tu negocio.

  • Presta atención a tu actitud y cuídate. Lo único que puedes controlar en estas circunstancias es tu pensamiento y actitud. Es muy importante que prestes atención a tu línea de pensamiento. Para ayudarte a controlar el estrés, que es inevitable en tiempos de incertidumbre, toma tiempo para hacer ejercicio físico; toma alimentos ricos en nutrientes; duerme lo suficiente; escucha podcasts positivos; etc.
  • Prepara una agenda diaria. Sí, podrías pensar que estoy loca, pero ahora más que nunca necesitas mantener un sentido de propósito y sentirte productivo. Todavía tienes sueños y metas, deja que te guíen. Regresa a tu plan, ajusta tus objetivos para las próximas semanas para reflejar la situación y establece acciones diarias, una o dos de las que aún puedes tomar a pesar del lock down. Se disciplinado con tus tareas diarias y, por favor, celebra lo que logres ese día, ahora que tu productividad y hábitos se ven desafiados, es muy importante que reconozcas tus logros.
  • Selecciona los canales a través de los cuales obtienes información. Limita tus alertas de noticias a las más relevantes y revisa qué cuentas de Instagram y Twitter debes silenciar. La distracción de leer constantemente sobre el Coronavirus es improductiva en el mejor de los casos y destructiva en el peor.
  • Selecciona lo que publicas. Si utilizas las redes sociales personalmente o para tu negocio, siempre puedes elegir qué compartir. Ya hay mucha información circulando que se suma al miedo y la incertidumbre del momento. Si no puedes publicar algo positivo, buenas noticias, o cómo estás usando tus talentos, creatividad e inventiva para mejorar para apoyar a otros, NO publiques nada.
  • Explora o aprende algo nuevo. Puede haber algo que hayas querido explorar o aprender, pero quizás no te hayas tomado el tiempo para hacerlo. En estos días, algunos expertos han compartido una gran cantidad de capacitación y herramientas de forma gratuita. Por lo tanto, ¿por qué no descubres que ofrece el experto que más admiras, para que puedas aprender algo nuevo de él/ella?
  • Aprietate el cinturón. Toda reducción de costos extras debes hacerla hoy. Esto incluye: minimizar los viajes, cancelar suscripciones no esenciales, reducir las publicaciones patrocinadas en internet, reducir o eliminar reuniones para reducir los gastos, postergar costos altos que puedan realizarse más tarde.
  • Incluye intencionalmente tiempo con tu familia en tu agenda diaria. Define un lapso de tiempo en tu agenda para interactuar con tu familia, e incluye juegos, lecturas o visitas virtuales a los más fascinantes museos del mundo, por ejemplo. 

Tips para navegar la situación con tu negocio

Aquí incluyo algunos tips específicos de negocios, espero que te ayuden a superar la coyuntura. Además de las fuentes mencionadas anteriormente, estoy usando consejos de Tim Berry en su artículo Startups in Times of Crisis y del webinar How Startups Can Cope with Coronavirus and an Economic Recession organizado por el Founder Institute el 18-03-2020.

  • Revisa tus números. Empieza por tu pronóstico de ventas, luego tus costos directos, gastos presupuestados y otros indicadores, como número de empleados, etc. y compáralos con tus números actuales, para ver cómo estaba el negocio antes que se declarara esta «emergencia». Como se dijo en la Parte 1 de esta serie, si tu negocio aún no es rentable, busca un recorte general de gastos del 25% o un 20% si es rentable.
  • Revisa y actualiza tu plan. Como el escenario que usaste para planificar el año cambió en el primer trimestre, vuelve a tu proceso de planificación para revisar y actualizar los escenarios y resultados esperados, modificando tu plan con el nuevo escenario. ¿Han cambiado tus objetivos a largo plazo? ¿Tienes que cambiar tu estrategia? Actualiza tu plan y estrategias según sea necesario, pero NO abandones tu plan. En el caos, tener un plan es aún más importante que en tiempos normales.
  • Conoce tus riesgos y úsalos en tu planificación. Revisa tus contratos y pólizas de seguro, para familiarizarte con lo que puede que no cubran. Plantéate el mejor y el peor de los escenarios y trabaja hacia atrás desde allí. ¿Cuál es la posición más vulnerable en la que podría estar tu negocio? ¿Cuáles son las medidas de protección que podrías tomar para evitarlo? Si el peor de los casos se convierte en tu realidad, ¿qué harías? Las pequeñas empresas deberían establecer fases uno, dos y tres, en términos de redundancias, reducción de costos y escenarios posibles.
  • Ofrece un descuento de Coronavirus. Además de apretarte el cinturón y reducir gastos de marketing, mira qué descuento podría funcionarte y ofrece un descuento a tus clientes. Solicita también un descuento a tus vendedores y proveedores.
  • Define parámetros claros a tu equipo. Crea un plan diario, incluyendo: ¿A qué hora deben comenzar? ¿Qué canales se usarán para trabajar y comunicarse? ¿Cuál es tu expectativa en términos de descansos para almorzar y ausentarse de la computadora? ¿Pagará tu empresa por el consumo de datos en sus teléfonos? ¿A qué hora termina la jornada? ¿Dónde se registrará la información? ¿Cómo se mantiendrán en contacto unos con otros?
  • Define protocolos claros y canales de comunicación con su equipo. Si tu empresa ha decidido trabajar en un horario reducido o de forma remota, mantener una comunicación frecuente puede ser clave para evitar que el personal se relaje con respecto a la comunicación entre equipos y con los clientes. Define los canales de comunicación. Proporciona una guía para el tono y contenido en todos ellos, incluido el correo electrónico, Hangout de Google, Zoom, WhatsApp, Slack, etc. Asegúrate de haya claridad en cuanto a la ruta a través de los diferentes canales y lo que esperas de su uso.
  • Identifica las oportunidades. Esta situación puede introducir una nueva forma de trabajar y hacer negocios. Busca nuevas formas de servir a tus clientes. ¿Qué oferta de valor puedes aportar en estos tiempos difíciles? ¿Hay posibles formas de ingresos que aún no has explorado? ¿Puedes ofrecer algunas soluciones a los problemas actuales?
  • Fortalece tu liderazgo. Ahora más que nunca es importante mostrar tu liderazgo, hablar con tu equipo, escuchar sus preocupaciones, guiarlos para que puedan manejar la situación, recordarles lo que pueden controlar y llevarlos a ser productivos. Recuerda, esto también pasará.

En la tercera y última parte de esta serie, compartiré contigo lo que puedes hacer ahora para comenzar a prepararte y preparar tu negocio para cuando termine esta «emergencia».