Este año ha sido duro; sin embargo, a partir del 1ero de septiembre, tienes aún diecisiete semanas y media para sacar el máximo partido a este año, así que hagamos de septiembre tu nuevo enero.

¿Por qué Septiembre es el Nuevo Enero?

Bueno, comienza la escuela en muchos países, un nuevo año fiscal comenzó recientemente, estás regresado de las vacaciones de verano/receso escolar, por lo que, septiembre te ofrece la oportunidad de un nuevo comienzo.

Gretchen Rubin, autora de varios libros sobre hábitos y felicidad, propone utilizar los comienzos como truco para establecer nuevos hábitos y rutinas.

Entonces, ¿por qué no aprovechas la nueva «temporada», para comenzar a tomar acciones intencionales para llegar al mejor resultado que deseas para este año, considerando la «nueva normalidad» que enfrentamos ahora?

No importa si tienes o no metas para este año, concentrémonos en lo que puedes lograr en las próximas semanas y en poner en marcha el plan que te llevará allí.

¿Te interesa?

Genial que dijiste SÍ y decidiste hacer de septiembre tu nuevo enero.

¿Qué haces ahora?

Primero, vamos a re-conectar con su visión a largo plazo y ver dónde quieres estar el 31 de diciembre. Quiero decir, ¿cómo te gustaría que fueran tu negocio y tu vida a final de año, asumiendo que desde el 1ero de septiembre has tomado acciones consistentes e intencionales para llegar allí?

Imagina que es la víspera de Año Nuevo, estás revisando tu año y te sientes realizado, satisfecho de lo que has hecho y logrado en un lapso tan corto como 17 semanas y media.

¿Qué lograste? ¿Qué te dicen tu familia y amigos? ¿Qué te dices a ti mismo? ¿Dónde, en tu cuerpo, sientes esa sensación de plenitud?

Escribe lo que has visto, oído y sentido.

Estás listo para definir sus metas TONTAS (DUMB) para las próximas 17 ½ semanas y tus objetivos INTELIGENTES (SMART) intencionales para alcanzarlas (más sobre los Metas DUMB y SMART aquí).

Hagámoslo

Toma papel y lápiz, ya que comenzarás a planificar cómo lo crearás. Responder las siguientes preguntas te ayudará en el proceso.

  • ¿Cuál es la brecha entre dónde estás y dónde quieres estar al final del año?
  • ¿Qué puedes hacer, en las próximas semanas, para llevar tu negocio y tu vida a donde deseas que estén?
  • ¿Cuáles son tus hitos?
  • ¿Cómo puedes llegar a tu primer hito?
  • ¿Qué acciones puedes tomar de inmediato?
  • ¿Cómo medirás tu progreso?
  • ¿Cómo te sentirás al marcar como hechas, tus acciones planificadas?
  • ¿Cómo quieres sentirte al final de cada día y cada semana?
  • ¿Cómo celebrarás tus logros diarios y semanales?
  • ¿Qué podría interponerse en tu camino? ¿Cómo anticiparlo y superarlo?

Aprovechemos al máximo las próximas 17 ½ semanas y hagamos de este un gran año a pesar de la locura de los últimos meses.

¿Necesitas ayuda para re-conectarte con tu Visión y establecer tus metas, acciones e indicadores para las próximas 17 ½ semanas?

¡Reserva tu sesión de exploración GRATIS AHORA!

 

 

Photo by Estée Janssens on Unsplash